Saltear al contenido principal
¿Sabes Qué Dice Sobre Ti La Postura En La Que Duermes?

¿Sabes qué dice sobre ti la postura en la que duermes?

Existen muchas maneras de conciliar el sueño y una variedad muy amplia de posturas para descansar. Los diferentes tipos de posturas que eligen las personas para descansar, dicen mucho de la personalidad de la persona. Aunque hay muchas variaciones, las posiciones básicas son seis.

1. Posición fetal

Esta postura es la más común ya que cerca del 40% de la población recurre a ella al dormir. Visualmente se parece a la posición de un embrión en el útero, las rodillas tienden hacia el pecho, la cabeza se inclina hacia delante.  Para las manos hay más libertad, algunos las ponen alrededor de la almohada, mientras que otros las meten entre los muslos o las extienden hacia el frente. Esta posición de lado se les suele recomendar a las embarazadas y a la gente que ronca. La gente que tenga problemas de espalda y cuello, por otro lado, debería optar por una posición que ponga menos esfuerzo en la espalda, como dormir boca arriba.

La postura fetal denota vulnerabilidad y sensibilidad. Las personas que duermen de esta forma pueden ser tímidas o introvertidas al principio, pero es solo un mecanismo de defensa. Cuando cogen confianza y se liberan de su escudo, estos especímenes se muestran extrovertidos y amables.

2. En tronco

Esta postura, utilizada por el 15% de la población, consiste en dormir de lado, pero con los brazos y piernas estiradas, formando con el cuerpo un poste rígido. Dormir boca arriba es lo más saludable para la columna y el cuello (por supuesto, sólo si no utilizas demasiadas almohadas). Pero un punto flaco de dormir boca arriba es que la gente tiende a roncar. 

Las personas que adoptan esta posición son ciertamente sociables y les gusta formar parte de círculos sociales. Se muestran confiados incluso con desconocidos y pueden pecar de ser demasiado ingenuos.

3. El orador

Muy similar a la postura de tronco, se trata de dormir de lado, con las piernas estiradas, pero con los brazos hacia delante como si estuvieras explicando algo a alguien, de ahí el nombre. Es una postura que se da en el 13% de la población.

Las personas que duermen en esta posición suelen ser más abiertas y sociables. A su vez, se muestran dubitativos a la hora de decidir sobre su vida, y pueden resultar cínicos. 

4. El soldado

Duermen en la postura del soldado aquellos que se quedan estirados boca arriba, con una ligera separación entre las piernas, situando cada una de ellas, más o menos en línea con los hombros. Los brazos suelen quedar estirados a los lados del cuerpo. Un 8% aproximadamente de la población que descansa de esta manera.

Estas personas se muestran reservadas y tranquilas. También son exigentes y tienen grandes aspiraciones.

5. Boca abajo

Con la cara torcida hacia un lado y los brazos estirados sobre la cabeza o alrededor de la almohada. Para alguna gente ésta es la posición más cómoda. Pero el hecho es que hay muy poca gente que duerma así, tan solo el 7%. Desde el punto de vista médico, esta postura tiene sus pros y sus contras: es mejor para la digestión, pero no ayuda a la curva natural de la columna.

Se trata de personas que se sienten muy cómodas conversando y compartiendo con los demás, y con una alta dosis de apertura a las nuevas experiencias. También es cierto que tienen una tendencia a mostrarse más susceptibles e intranquilas de lo habitual. No aceptan las críticas ni las situaciones límite.

6. Estrella de mar

Esta postura es la más rara de todas, y solo se ve en el 5% de la población. Se trata de una postura consistente en estar con las extremidades estiradas, ocupando la práctica totalidad de la cama (y boca arriba).

Personas muy leales, siempre dispuestas a escuchar a los demás y ofrecer su colaboración. Muy empáticas. No les agrada ser el centro de atención, son bastante prudentes y reflexivas.

Posturas Dormir

Estudio llevado a cabo por el Investigador Chris Idzikowsky, coordinador del Instituto del Sueño del Reino Unido.

Volver arriba