Saltear al contenido principal
Cómo Perseguir Tus Sueños: Pautas

Cómo perseguir tus Sueños: pautas

 ¿Qué hay de nuestros sueños vitales? Las estadísticas dicen que sólo 10 de cada 100 personas cumplen sus sueños realmente. ¿Y tú? Hoy queremos darte las claves para que lo logres.

Lo primero que debemos hacer es reflexionar acerca de nuestra vida. Probablemente no nos cueste identificar aquello que no nos gusta y querríamos cambiar. Pero a veces lo más complicado es incluso definir nuestros sueños.

Para ello, lo que aconsejan los expertos es cerrar los ojos y visualizar un instante de felicidad total (tu momento ideal). O más a largo plazo, pensando cómo te gustaría que fuese tu vida dentro de cinco años. Así identificarás tus sueños.

Para tener éxito en nuestra misión, Elsa Punset nos recomienda tangibilizar nuestra meta en objetivos realistas. Para ello dividiremos el proceso en etapas que culminen con la consecución de cada uno. Hacer un collage de imágenes para plasmar lo que te gustaría vivir o hacer y colocarlo en un lugar visible ayuda a recordar por qué estas haciendo cambios en tu vida. Por último, compartir nuestras metas con otras personas nos incentivará a perseverar porque nos sentimos más comprometidos.

De hecho, la perseverancia es uno de los factores más importantes para conseguir tus sueños. ¿Sabías que hacen falta 10.000 horas de trabajo (unos 9 años) para ser bueno en algo? Sé consciente de lo que se te da bien, de lo que amas. De tu sueños. Como decía Confucio no sentirás como trabajo ni un solo día de tu vida.

Si fallamos en el camino no debemos caer en el pesimismo. Lo que importa no es cuántas veces te caes, sino cuántas te levantas. Todo humano es imperfecto. El quid está en que seas capaz de levantarte todas y cada una de esas veces. Y volver a intentarlo sin rendirte. Eso define lo fuerte que eres y  lo capaz que serás de perseverar y alcanzar tus sueños finalmente.

Es importante educar los pensamientos ya que se traducen en hábitos y los hábitos construyen nuestro destino. Abandonar el miedo, pues nos bloquea emocionalmente y afecta a nuestro cerebro y sistema inmunológico. Ser consecuentes, recordando cada día por qué estamos donde estamos. Y buscar un estado de bienestar que nos ayude a mantener el entusiasmo y la energía para afrontar nuestro reto.

¿Y qué es lo que puede hacernos sentir bien? Estar en contacto con los demás nos arropa, enriquece nuestro tiempo, nos provee de afecto. Y mejora nuestro estado de ánimo. Para Mihály Csíkszentmihályi además es importante mantenerse activos, puesto que el bienestar o felicidad no dependen directamente del ocio y el tiempo libre. Dependen de saber mantenernos en un permanente “estado de flujo”, haciendo cosas que nos resulten estimulantes.

Asimismo es crucial trabajar el optimismo a través de la gratitud reflexionando en lo que hemos conseguido ese día y las cosas buenas que tenemos en nuestra vida. 

Y por último y más importante, trabajar en la autoestima, aceptándonos como somos. Respetándonos por el mero hecho de ser personas. 

Siguiendo estas sencillas pautas reforzaremos nuestro estado de ánimo y energía para afrontar el gran reto de alcanzar nuestros sueños. ¡A por ellos soñadores!

Volver arriba