Saltear al contenido principal
¿Cada Cuánto Tiempo Debemos Cambiar Las Sábanas?

¿Cada cuánto tiempo debemos cambiar las sábanas?

Cambiar las sábanas a menudo es una cuestión de higiene. Y todos debemos tener claro que, por nuestra propia salud, este pequeño esfuerzo es algo que nos va a ayudar a dormir y vivir mejor.

De media pasamos unas 60 horas a la semana en la cama. Durante este tiempo, al igual que ocurre el resto del día, nuestro cuerpo expulsa sustancias de forma constante como el sudor, células muertas, saliva, pelos…y un sinfín de polvo y suciedad que acaban absorbiendo las sábanas y fundas.

También es muy frecuente encontrar entre las sábanas restos de crema y maquillaje, que pueden oxidarse y corromperse, favoreciendo la proliferación de microorganismos como ácaros, bacterias y hongos, que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Los ácaros del polvo pueden causar alergias, dificultades en la respiración e incluso asma. Además, las heridas o cortes pueden infectarse con el roce de la sábana al no estar totalmente higiénica.

La forma ideal de conseguir un descanso saludable es lavar las sábanas una vez a la semana, especialmente en el verano cuando se usan pijamas ligeros y la piel permanece en contacto directo con la tela. Además, cada mañana, debemos airearlas, estirarlas y dejar que se ventilen con la ventana abierta para que se sequen por completo antes de disponernos a hacer la cama.

No hay una cantidad de tiempo establecida que sirva para todas las personas, en cualquier época del año y cualquier situación. La frecuencia en que se deben lavar las sábanas variará según el caso, fundamentalmente en función de las condiciones de la rutina del sueño de cada persona.

¿Debo lavar también los edredones y colchas?

Debemos tener muy en cuenta también que no todos los textiles de cama se manchan con la misma facilidad. Los edredones y colchas suelen durar más que las sábanas, ya que están fabricados en tejidos mucho más rugosos, por lo que no se suelen ensuciar tanto.

Volver arriba